Las marcas recalibran la comunicación en la pandemia