Tras la “tormenta perfecta”, CVC apuesta por la digitalización y los servicios